Fallece Lluís Andreu, ex director artístico del Liceo y el Maestranza

“Si no tienes a una soprano de la categoría de Montserrat Caballé, no vale la pena montar Norma, mejor te olvidas del asunto y buscas otra ópera”. Así de claro hablaba Lluís María Andreu (Barcelona, 1934) sobre el aspecto que consideraba esencial en la elaboración de una temporada ópera. Y siguió a rajatabla esa filosofía artística durante su etapa como director artístico del Gran Teatro de Liceo de Barcelona (1981-1990), cargo que abandonó para asumir la gestión artística en 1991 del Teatro de la Maestranza de Sevilla. Andreu falleció este domingo en Barcelona y será enterrado mañana.

Entendía la ópera como el triunfo de la voz y la pasión por el canto fue constante en su vida. Debutó como barítono en el Liceo en noviembre de 1956 interpretando un papel secundario en un montaje de Manon, de Massenet, protagonizado por Victoria de los Ángeles y con ella actuó esa misma temporada en La bohème con el papel de Schaunard, que también cantó junto a Renata Tebaldi. Actuó en diversas producciones del Liceo hasta la temporada 1966-67, en la que actuó en la “otra”Bohème, de Leoncavallo. El mismo Andreu reconocía que no tenía mucho futuro como barítono, pero pudo continuar en el mundo de la ópera trabajando en la agencia artística de Carlos Caballé, aprendiendo las bases de un oficio que le llevó a desempeñar la dirección artística del Liceo y el Maestranza de Sevilla.

Andreu tomó las riendas artísticas del Liceo en 1981, sucediendo al último empresario privado que gestionó el coliseo lírico barcelonés, Joan Antoni Pamias, y lo hizo formando equipo con Lluís Portabella, gerente del Liceo y conocido mecenas que dirigió el ciclo de conciertos privado Pro Música de Barcelona. Fueron años excepcionales: ante el peligro de desaparición del Liceo tras la muerte de Pamias, el primer gobierno de la Generalitat de Catalunya creó, junto al Ayuntamiento de Barcelona y la Sociedad del Gran Teatro del Liceo, el Consorcio del Gran Teatro del Liceu, al que se sumarían posteriormente la Diputación de Barcelona y el Ministerio de Cultura.

La nueva época se abrió con un gran montaje de Lohengrin con el entonces tenor de moda, Peter Hofmann, Matti Salminen y Maria Slatinaru, bajo la bauta de Georg Alexander Albrecht. Con Andreu el Liceo vivió una época dorada, con la presencia continua de grandes divos como Alfredo Kraus, José Carreras, Plácido Domingo, Jaime Aragall, Luciano Pavarotti, Mirella Freni, Montserrat Caballé, Agnes Baltsa, Elena Obraztsova, Simon Estes, Piero Cappuccilli, Joan Pons, Matti Talvela y un largo etcétera de voces de prestigio internacional.

Fue también una época dorada para la proyección del Coro del Liceo que vivió sus mejores años bajo la dirección de Romano Gandolfi y Vittorio Sicuri, mientras en la orquesta el director Uwe Mund inició el proceso de renovación de la formación liceista impulsando la actividad sinfónica regular como complemento de la programación lírica. También en la escena programó grandes montajes de Piero Faggioni, estrenos de obras de Leonard Balada, Josep Soler y Xavier Benguerel, y el estreno en España de Moses und Aron, de Schönberg.

Su gestión, sin embargo, se vio envuelta en polémicas por los altos honorarios que percibían las estrellas de la ópera que contrataba, y que generaron grandes déficits en las cuentas del Liceo, así como por su relación con algunos divos y agencias artísticas que fueron omnipresentes en sus temporadas.

Después del Liceo, llevó su filosofía artística, al Maestranza de Sevilla diseñando una primera temporada fastuosa con las mejores compañías del mundo y sentando las bases de la proyección del teatro sevillano, en el que siempre apostó por la presencia de grandes voces. Tras abandonar la gestión operística continuó vinculado con la ópera como jurado de los más prestigiosos concursos de canto españoles, al tiempo que escribía sus memorias, tarea a la que dedicó sus últimos años.

JAVIER PÉREZ SENZ, 17 DE ABRIL DE 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *