images

Festivales donde la música es el hilo conductor, pero no lo es todo.

En un calendario colmado de festivales musicales (hasta finales de verano, se celebrarán en España más de cien) y con una oferta que tiende a la homogeneización (el público más punzante habla ya de ‘festipacks’ para destacar la semejanza entre carteles) la diferencia es virtud. Además, existen nichos inexplorados. Y, junto a ellos, nuevas oportunidades comerciales. El EnoFestival, que ocupará este mismo sábado el Círculo de Bellas Artes de Madrid, mezclará los directos de artistas independientes con la cata de vino español.eno-festival-2012-logo

¿La fuente de inspiración? La pasión por el caldo de sus responsables, que cuentan que el EnoFestival surgió por la frustración que sentían al “no encontrar vino en las salas de conciertos”. Y, también, por la posibilidad de firmar acuerdos con distintas marcas que han contribuido a que el evento salga adelante. Un clásico son los tours bodegueros a los que el festival Sonorama Ribera del Duero invita a quienes acuden a su llamada. Antes de que anochezca, y de que Raphael o Nacho Vegas tomen su escenario, los festivaleros podrán degustar chorizo, morcilla y vino gratis en Aranda de Duero (Burgos). Una iniciativa con una gran acogida y que, para Javier Ajenjo, coordinador de la cita, constituye un compromiso con su tierra, “donde la promoción del vino es fundamental”. Por su parte, el barcelonés Brunch Electronik, que se celebrará en el Centre de Cultura Contemporània el próximo 18 de mayo, abrirá sus puertas a un público poco habitual en estos saraos: toda la familia. “Barcelona ya tiene un gran número de festivales, pero pocos ofrecen una programación atractiva que pueden disfrutar padres e hijos”, explica su cofundador Jordi Ventura.

Además de conciertos en franjas diurnas, el festival cuenta con talleres y gastronomía. El Mulafest también ha encontrado su hueco: “Damos cabida a las tendencias urbanas que no están incluidas en las citas convencionales”, subrayan sus organizadores, que este año, ampliarán, por la demanda del público, las actividades dedicadas a customización de coches y motos, así como al deporte. Precisamente este último, el deporte, es uno de los reclamos del recién nacido Mona Fest. Ubicado en la Costa Tropical, los días 22 y 23 de agosto permitirá a sus espectadores combinar el buceo, el paddle surf o el kite surf matutino con la programación continua de Dj sets y 44 conciertos nacionales e internacionales, entre ellos el de Anna Calvi o Dorian. El cine o las artes plásticas, como en el caso del SOS 4.8 de Murcia, son otras de las propuestas que se han colado en algunas de las citas del calendario musical de 2014.

descargaEstas son las principales de estas ofertas combinadas: EnoFestival con actividades extramusicales como Cata de riojas de crianza y reserva (algunos, maridados con tapa), ribeiros, rosados de Navarra, cavas y cócteles. SOS 4.8 con conferencias y exposiciones de artes plásticas. El Brunch Electronik con skate, camas elásticas, zona de lectura, cortometrajes, talleres de huerto urbano y de artes plásticas. Gradual con cine, junto con la música, es el gran protagonista en este festival donde se celebra un concurso de cortos y se proyectan varias piezas audiovisuales. Festival de los Sentidos la feria de tapas, concurso gastronómico y posibilidad de acudir a catas de vino comentadas. Mulafest con parkour, skate, tatuajes, deportes, customización de automóviles y motos, bailes urbanos, body painting, espectáculos de circo y danza y una isla artificial de 2.000 metros cuadrados en la que moverse y retozar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *