La política cultural en la Comunidad Autónoma Gallega.

 

Desde la aparición del actor autonómico, las políticas culturales de Galicia han sufrido una importante evolución. Con su origen en la Xunta se han implementado dos modelos de política cultural claramente asociadas a dos opciones políticas: conservadora y nacionalista/progresista; estas han buscado orientar sel funcionamiento del sistema y diseño de políticas.

Por tanto, podemos diferenciar dos etapas tras la consolidación de Galicia como autonomía, la época del gobierno de mayoría absoluta del Partido Popular (PPdG) y el gobierno bipartito, entre 2005 y 2009. Mientras el PPdG apostaba por la centralización de la actividad cultural, intentando marcar desde la administración autonómica la agenda de la política cultural, el modelo bipartito decidió apostar por la coordinación programática y la descentralización en la toma de decisiones.

Los objetivos que diferenciarían a una y otra etapa, podemos observar cómo durante la primera etapa existía una clara preferencia por la cultura como bien de consumo masivo, centrada en grandes eventos y muy vinculada a turismo y a Santiago de Compostelana. En la segunda etapa, se observa cómo el gobierno bipartito va a intentar reforzar la industria cultural y el tejido asociativo a través del establecimiento de mecanismos que fomentasen el diálogo y la coordinación entre todos los actores. La política cultural en la comunidad autónoma gallega: de la dependencia a la autonomía.

Si se comparan las formas de implementación, se observa cómo durante los años de gobierno del PPdG se dedicaba una especial atención a los grandes espectáculos y a la visibilidad internacional de Galicia en el extranjero, mientras que el gobierno bipartito se centró en la producción cultural y en la protección de la cultura y lengua gallega y su industria frente a la competencia exterior.

En cuando a los resultados, se aprecia cómo durante la primera etapa, la actitud del gobierno popular se centraba en reforzar su capacidad de control sobre el resto de actores involucrados en la vida cultural gallega. Desde el gobierno bipartito su gestión estuvo más centrada en la consolidación de un verdadero sistema gallego de producción cultural que avanzase en el camino de la profesionalización de la producción, la gestión y la promoción.

Finalmente, respecto a la actuación de las administraciones, es preciso destacar que durante la primera etapa las administraciones públicas operaron principalmente como financiadoras de las actividades culturales, mientras que durante el bipartito se intentó que las administraciones actuasen no solo como un actor que proporcionase recursos económicos, sino que también favoreciera activamente la vertebración y la cooperación entre los diferentes actores de la política cultural.

Todos los déficits de coordinación, cooperación y consenso apuntados, unidos a la competencia política entre los diferentes partidos políticos gallegos, han traído como resultado un considerable derroche de esfuerzos, recursos económicos y humanos, que ha desgastado el sistema de política cultural.

Desde la llegada de la crisis económica en 2008, la situación de las Cajas de Ahorros (Caixa Nova y Caixa Galicia) ha sufrido profundos cambios. Tras una progresiva reducción de los recursos que destinaban a Obra Social y cultural, se ha llegado a una situación de parálisis e incertidumbre causada por su calamitosa conversión en Banco. Uno de los tres actores tradicionalmente preponderante en la política cultural gallega parece a punto de desaparecer, con un coste difícil de evaluar para el rendimiento y la capacidad de producción cultural del sistema.

Actores claves como las entidades financieras están en riesgo de desaparecer o dejar de actuar como actores culturales y la red de actores y productores culturales de la sociedad civil se haya debilitada por el contexto económico y la dependencia de las administraciones. Se preveen importantes cambios en lo que a cultura se refiere, dando como resultado un futuro incierto para este área de estudio de la sociología.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *