1400087442_754472_1400088112_noticia_normal

La Zarzuela de Madrid se moderniza.

DANIEL VERDÚ |  Madrid | 14 MAY 2014 – 19:10 CET

Cuando hace tres años llegó a la Zarzuela, Paolo Pinamonti anunció que basaría su acción en el teatro madrileño en tres ejes: poner en valor la música de este género a través de excelentes batutas y cantantes, ampliar su repertorio e internacionalización de la zarzuela a través de giras y de la apertura a otras formas parecidas de teatro musical. Vista la temporada que presentó ayer para 2014-15 puede decirse que ha cumplido a rajatabla su propósito y ha logrado diseñar una propuesta equilibrada y atractiva para un teatro al que ha ido acostumbrando poco a poco a ventilar su programación.

 

La próxima temporada se distinguirá, ha recalcado el italiano, por la “ósmosis” entre géneros, siglos y países, para mostrar que “en cuatro siglos de historia hubo siempre una feliz transfusión entre la lírica española y la de otros países”. Podrá comprobarse enseguida, tras la inauguración de la temporada con una Maruxa en versión concierto, se pasará a un despliegue por partida triple de Carmen. La obra de Bizet se representará en su versión española (con la traducción de Eduardo Brey estrenada en 1890 en el Teatro–Circo Alegría de Barcelona). La dirección musical, siguiendo el tono casi feminista que reivindica para esta obra Pinamonti –“Carmen es el drama de los hombres que no saben qué hacer con una mujer libre”, explicó el director italiano-, recaerá en la joven batuta Yi-Chen Lin, de la que el director artístico de la Zarzuela está convencido que realizará un gran trabajo. La dirección de escena, de la que no cabe esperar grandes transgresiones, según dio a entender Pinamonti -“no veremos a una Carmen en vaqueros”, es obra de Ana Zamora. Cantarán María José Montiel, Jossie Pérez o José Ferrero.

 

Pero además, como complemento de este estreno de la Zarzuela, se proyectará la película muda Carmen (de Jacques Feider) con música interpretada en directo de Ernesto Halffter. La Compañía Nacional de Danza, por su parte, también subirá al escenario su visión de la obra, con coreografía de Johan Inger y la dirección artística de José Carlos Martínez.

 

Habrá también guiños –algunos creen que ya era hora- al teatro musical estadounidense. De este modo, el musical de George Gershwin Lady, be good se acompañará de la opereta de José Muñoz Román, Luna de miel en El Cairo, con dirección musical de Kevin Farrell y escénica de Emilio Sagi, e interpretada, la primera, por Jenny Bern, Troy Cook, Letitia Singleton y, la segunda, por David Menéndez, Carmen González y Enrique Viana. También podrá verse una Clementina, la zarzuela en dos actos de Ramón de la Cruz, en una producción de Mario Gas o La gran duquesa de Gerolstein, compuesta por Jacques Offenbach y cuya dirección de escena recae en Pier Luigi Pizzi.

 

Además, como ha sucedido en otros años, la programación se complementará con otras iniciativas como el concierto de Navidad (en esta ocasión, con coro de niños), los recitales incluidos en el XXI Ciclo de Lied (con intérpretes de la talla de Anna Caterina Anonacci, Philippe Jaroussky o Mathias Goerne) o un ciclo de conferencias en colaboración con Amigos de la Opera de Madrid. Cuando se acerque el final de la temporada, Miguel Angel Martínez dirigirá el último título de Zarzuela con La marchenera, de Moreno Torroba, con “el feliz regreso”, según el propio Pinamonti, de Carlos Alvarez.

 

Fuente: http://cultura.elpais.com/cultura/2014/05/14/actualidad/1400087442_754472.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *