650_1000_Gran cine en casa

NUEVOS HABITOS DE CONSUMO

El número de espectador ha bajado considerablemente en las salas de cine. Algunos culpan de esto a los precios, pero hay que destacar otros factores a tener muy en cuenta que son: los formatos de video digitales e Internet.

Con la llegada de DVD, se celebra la llegada de un soporte de video digital que ofrece alta calidad visual y sonora, era posible experimentar el poder ver cine en los hogares con las comodidades que ello supone.

Se pasa de tener que ir a la sala de cine para poder ver una película a poder verse en el salón de tu propia casa, que además de la comodidad cuenta con poder ver cualquier clásico de cine, cuando y cuantas veces se quiera. Esto hace que la gente deje de acudir a los cines.

El VHS no era un soporte de calidad, pero con el DVD ocurre lo contrario se desarrolla buen contenido y con calidad, además hay que sumar que el desarrollo de las tecnologías han ido acompañando a esto, con mejores y más grandes pantallas, mejores altavoces, lo que se traduce en que es casi como estar en el cine.

No obstante, no todo es fácil para el DVD ya antes se apreciaba y se presuponía un producto de calidad y se compraba sin discutir si era caro o no. Pero ahora se venden mucho más barato y además se venden la mitad, con lo que la bajada del precio no ha supuesto el incremente en las ventas.

El producto ya no se considera una cosa atractiva y ejemplo de esto que es que los periódicos lo regalan o hay promociones en los quioscos a 4-5 €.

Con la salida de HD y el Blue-Ray desciende aún más los precios del DVD, y además aumenta la calidad de las películas.

Con Internet hay enormes posibilidades de distribución y consumo, que ofrece un conducto barato e internacional, pero sobre esto se cierne un fantasma que paraliza a las empresas, la piratería, ya que comprar una película implica dinero pero con la piratería se consume sin problemas económicos. Se ve como un problema, pero este hecho implica que ahora se consuma más audiovisual.

Este hecho se puede usar por ejemplo para lanzar un estreno en Internet, que ya se ha experimentado, habiendo además contenido exclusivo como son los web-episodios, pero aún se está tanteando.

La gran revolución es que cualquier dispositivo tiene ya conexión inalámbrica a Internet y se tiene la opción de poder ver lo que se quiera en cualquier lugar.

Cabe añadir que el disfrute de ir a una sala de cine estará siempre, por mucho que se tenga en casa toda la comodidad, y toda la calidad de que puedas disponer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *