PATRIMONIO CULTURAL.

Conservación del Patrimonio Cultural (II).

Tipos de Patrimonio Cultural: un mundo muy diverso.

Artístico o mueble._ Cualquier elemento considerado Patrimonio Cultural puede ser artístico si responde a los criterios de lo artístico. Los bienes muebles de carácter artístico son aquellos que pueden ser trasladados de un lugar a otro sin perder su identidad de bien cultural y que, de modo general, se identifican con particularidades de naturaleza artística.

Inmaterial._ Una modalidad de patrimonio que no se refiere a cosas físicas sino a lugares en los que se desarrolla alguna expresión o actividad creativa de importancia. Por ejemplo: el patrimonio lingüístico, el patrimonio literario, las tradiciones, el folclore…

imart4

Paleontológico._ Los fósiles son evidencias patentes de los procesos biológicos impresos en las rocas y constituyen vestigios de actos orgánicos pretéritos; luego son los documentos más sólidos para conocer el pasado de la naturaleza. Las colecciones paleontológicas tienen como objeto concreto la investigación de la vida dentro del marco de la historia de la Tierra, por lo que se relaciona estrechamente con el Patrimonio Natural.

Paisajístico._ tienen esta consideración aquellas formaciones exclusivamente congénitas y biológicas, o, incluso también, urbanísticas cuya conservación se hace necesaria por su calidad estética, ambiental, cultural, visual… Éstos son lugares excepcionales tanto por sus valores culturales como naturales.

grand_prismatic__yellowstone_national_parkelicop

 

 

 

 

 

 

Arqueológico._ Un variante del Patrimonio Histórico o fuente histórica, pues su finalidad es la de contribuir a la construcción de la Historia. Se tratan de vestigios, bienes y otras huellas relacionadas con los antecedentes de la existencia humana. Los principales medios que brindan esta información son: las excavaciones y los elementos geológicos o paleontológicos.

Arquitectónico._ Surge como la conciencia de proteger algún monumento, jardín histórico o conjuntos históricos así como ciudades históricas; además, se lleva cabo la restauración de los mismos como fórmula inherente de la conservación que requiere la riqueza de este legado.

Etnológico._ Un tipo de Patrimonio especialmente “vivo“, por lo tanto, es también muy vulnerable al peligro de la desaparición (de hecho, a cada momento desaparece patrimonio etnológico). Se trata de las expresiones culturales que están en continuo cambio/peligro. Aquí es característico no es que  la mayoría los bienes sean de carácter inmaterial o intangibles sino que consisten en peculiares modos de hacer, técnicas de carácter tradicional, danzas, músicas regionales, sonidos (como los toques de campana manuales), etc.

Industrial, científico y técnico._ El conjunto de bienes de la época de la “explotación industrial´´.  Por ejemplo el referido al patrimonio naval, aeronáutico, farmacéutico, etc.

Subacuático o sumergido._ Bienes culturales que se encuentran bajo alguna masa acuática que ofrecen una información distinta a la de los yacimientos terrestres. Se trata de la recuperación por parte de la comunidad científica y organismos competentes, de los bienes sumergidos de carácter histórico con una metodología arqueológica.

Documental (archivístico, bibliográfico, audiovisual, fílmico y sonoro)._ Documentos de cualquier época y en cualquier soporte conservados por cualquier organismo o entidad de carácter público.

Sensibilización.

Al preservar el Patrimonio Cultural, las generaciones actuales sirven de puente entre el  pasado y el futuro, y el hacerlo los hace partícipes de una tradición cultural construida a lo largo de milenios. Hace posible, además, la experiencia estética cuando lo contemplamos y lo vivimos, al tiempo que se convierte en una herramienta de valor para conocer nuestro propio pasado. Por otro lado, adquiere cada vez con más fuerza, la connotación de recurso económico (lo que hace del Patrimonio Cultural una valiosa herencia con necesidad de una gestión profesionalizada).

De manera que, primero, existe una valoración externa por parte de una entidad competente, de los investigadores especializados y por parte del individuo social,  y, posteriormente, tiene lugar un intento por vincularlo con todos los seres humanos. Hablamos de una “interpretación”, es decir, de la traducción de este patrimonio para que sea comprendido y fácilmente asimilado. De manera que el acento se sitúa en la forma de seleccionarlo, procesarlo y transmitirlo.

En este recorrido conceptual de comunicación se trabaja la mediación interpretativa, e interpretar persigue lograr la comprensión de ese elemento cultural en sí mismo, de su relación con las personas y sus contextos. Así pues, el Patrimonio Cultural implica directamente a las personas, de forma que también conlleva un aprendizaje de las mismas sobre su relación con estos elementos de diferente naturaleza.

Hoy día, por motivos históricos y económicos, la mayor parte del patrimonio esta bajo la tutela de las instituciones públicas y, por el hecho de ser  público, permanece abierto a todos. Sin embargo, a menudo se carecen de los medios y las personas adecuadas para hacer frente a los nuevos de riesgo del Patrimonio Cultural como la contaminación, el expolio o el turismo masificado.

Para comprender la sensibilización es necesario recurrir al concepto de conservación; pero, reflexionando, conservar no es solo adoptar medidas para preservar el bien cultural y prevenir su degradación sino que incluye la accesibilidad del público a dicho bien. Para lograr la conservación lo más fácil sería negar el acceso. Solo en casos extremos la clausura (y por supuesto, no de forma definitiva) sería justa hasta que se haya controlado la situación límite. Por ejemplo, después del descubrimiento de las pinturas murales de Altamira en España, aparecieron signos de degradación de las pinturas por la acumulación anhídrido carbónico como consecuencia de la respiración de los visitantes. Con que, salvo casos excepcionales, el bien cultural debería estar siempre a disposición del público pues es precisamente la participación del público  lo que justifica su conservación y hace útil el patrimonio, pues una manera infalible de perderlo es congelarlo en su estado original por indiferencia o exceso de celo.

Hay que aceptar el desgaste, y lo más probable es que las distintas generaciones no contemplen características idénticas en un mismo bien cultural. Solo por medio de la promoción de un comportamiento apropiado (mediante los medios de comunicación, en las escuelas, en los propios centros culturales, etcétera) se puede conseguir crear conciencia por parte de los visitantes y la sensibilización necesaria para valorar y no exponer el Patrimonio Cultural.

imart2

 

 

Estadísticas:

Los diez países con mayor grado de sitios naturales del Patrimonio Natural Mundial:

natu

Países con más número de elementos Patrimonio Cultural de la Humanidad:

cultu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *