19199_danza_contemporanea1A

Subvenciones en el ámbito de las artes escénicas antes de la crisis.

Basándonos en el análisis realizado por el Instituto Nacional de las Artes escénicas y de la Música (INAEM) sobre el gasto en las subvenciones a las artes escénicas y la música lírica hasta el año 2008 (año del comienzo de la crisis española) podemos destacar un esfuerzo inversor del Ministerio de Cultura en el ámbito del teatro y la música al contrario que en el caso de la danza. En términos nominales (euros corrientes) el porcentaje de incremento de subvenciones a las artes escénicas en el período de 2000-2008 es del 85,13%. En 2003 se obtiene el valor máximo en términos nominales por lo que a partir de ahí se da un descenso del gasto en subvenciones.

De acuerdo con la Ley General de Subvenciones, el INAEM otorga las subvenciones de acuerdo a las bases reguladoras de las subvenciones nominativas y las de concurrencia competitiva del Ministerio de Cultura y las órdenes y resoluciones administrativas con periodicidad anual, datos establecidos por el “Ministerio de Cultura. Orden 423/2005, de 17 de febrero por la que se establecen las bases reguladoras para la concesión de subvenciones nominativas del Ministerio de Cultura y de sus organismos públicos (BOE 18 de febrero de 2005) y Ministerio de Cultura, Orden 4411/2004 de 29 de diciembre, por la que se establecen las bases reguladoras para la concesión de subvenciones públicas del Ministerio de Cultura en régimen de concurrencia competitiva. (BOE 8 de enero de 2005).”

Existen dos tipos de subvenciones que influyen en las artes escénicas, las subvenciones nominativas, que son aquellas que cuyo objeto, dotación presupuestaria y beneficiario aparecen determinados expresamente en el estado de gastos del presupuesto y las subvenciones en concurrencia competitiva, que son las que se llevan a cabo a través de un sistema de comparación de las solicitudes presentadas a fin de elegir las que mayor valoración hayan conseguido, de acuerdo con los criterios prefijados en la convocatoria.

El reparto de estas subvenciones se decanta hacia las subvenciones nominativas con una tendencia regular que ronda el 20% a lo largo del período analizado, pero esta estructura no es igual en las diferentes artes escénicas ya que la música, el teatro y la danza presentan estructuras distintas en cuanto a su distribución interna. Dentro del período analizado vemos que la música y la lírica se llevan gran parte del gasto destinado a subvenciones a las artes escénicas por parte del INAEM,  un 77% corresponden a la música y la lírica, un 19% al teatro, y un 4% a la danza.

Analizando la estructura del gasto según el tipo de subvenciones vemos que en el tipo de subvenciones en concurrencia competitiva, en el total acumulado entre 2000 y 2008, se da un equilibrio entre la música-lírica, la danza y el teatro con un reparto del 21%, 23% y 56% respectivamente. Sin embargo, esta estructura cambia radicalmente en el caso de las subvenciones nominativas, en las cuales la danza no llega al 1% del total, el teatro se queda en un 11%, mientras que al sector músico-lírico le corresponde un 89%.

Dentro del tipo de subvención según el sector, encontramos las siguientes estructuras: en el caso de la danza, el porcentaje otorgado en la forma de  concurrencia competitiva es casi absoluto en algunos años. Mientras que, el porcentaje de las subvenciones nominativas nunca ha superado el 15% del total durante el periodo analizado. Por otro lado, en las subvenciones a la música-lírica, las subvenciones nominativas constituyen más del 95% del total destinado al sector. Por último, en el sector teatral, se da un mayor equilibrio entre las nominativas y concurrencia, con una tendencia de incremento en las subvenciones en concurrencia competitiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *